Mi candidatura a las primarias.

Hace unos días me preguntó un periodista en Cádiz si me postularía a las primarias de Unión Progreso y Democracia para la candidatura a la Presidencia de la Junta de Andalucía.

En los casi tres años que he sido portavoz y coordinador territorial de esta formación en Andalucía, UPyD ha pasado a la primera línea de la política en nuestra comunidad siendo la única oposición real al Gobierno de la Junta.

Tras seis meses de impecable trabajo de todos los compañeros de los consejos locales, y gracias a los más de 58.000 andaluces que nos apoyaron con su firma en nuestra propuesta de reforma de la Ley Electoral Andaluza, tuve el honor de estrenar el escaño 110 presentando ante el Parlamento andaluz la primera iniciativa legislativa popular llevada ante la Cámara.

Hemos registrado innumerables iniciativas encaminadas a defender el interés general y a devolver a los ciudadanos el control sobre la política, tales como un plan contra la corrupción, un paquete de medidas urgentes para la creación de empleo, una propuesta de fusión de municipios con la que se ahorrarían hasta 1.260 millones de euros en Andalucía, la supresión de las dietas injustificadas de los parlamentarios, una reforma de la actual e ineficiente Ley de Trasparencia y una batería de acciones judiciales con las UPyD ha llevado a la Junta de Andalucía ante los Tribunales.

Estamos personados en el caso de las facturas falsas de UGT-A tras denunciar al sindicato y a la Junta de Andalucía, en el caso de los ERE, en el caso EDU, y hemos pedido a Fiscalía que investigue el posible uso fraudulento de las tarjetas opacas en las cajas de ahorro andaluzas.

Hemos solicitado comisiones de investigación, un pleno monográfico sobre la corrupción que azota esta comunidad, comparecencias urgentes de la Presidenta y el Vicepresidente de la Junta y registrado preguntas parlamentarias sobre la gestión de la Junta.

Hemos pedido la convocatoria de elecciones anticipadas en Andalucía tras ser encausados los expresidentes Chaves y Griñán.

Todo este trabajo ha hecho que UPyD sea reconocida en Andalucía como la única formación política que ejerce una verdadera oposición al gobierno andaluz.

Cada semana recorro cientos de kilómetros para acercar a cada rincón de Andalucía nuestra “Caravana contra la Corrupción”, iniciativa que se ha exportado al resto de España, y que informa a los andaluces sobre las iniciativas y propuestas de UPyD por la regeneración democrática y contra la corrupción.

Todo este trabajo me lleva al convencimiento de que Unión Progreso y Democracia será determinante en el Parlamento andaluz. Nuestras ideas ya lo están siendo. Estamos más preparados que nunca para cambiar el rumbo de la política en Andalucía.

Por todo esto, me presento a estas primarias para ser la voz de los miles de andaluces a los que se intenta callar. Doy un paso al frente para seguir trabajando, para seguir defendiendo nuestro proyecto en Andalucía, y para seguir representando a todo aquello que nos hace diferente como partido. Te pido tu confianza para abanderar la lucha contra la desigualdad y la pobreza, contra la corrupción y contra el desempleo.Me comprometo a llevar con ilusión, fuerza y ganas al Parlamento andaluz una voz transparente, independiente y abierta a la sociedad para solucionar los problemas de los andaluces.

IMG_0520-0.JPG

Publicado en Política local | Etiquetado , , , , , , , , , | 2 comentarios

Los iluminados y el ejercicio responsable de la política.

Hace unos meses demostró UPyD en Andalucía que otra forma de hacer política es posible. Navegando por las redes me topé hace un par de días con la noticia que emitió Canal Sur sobre el inicio de la campaña de recogida de firmas en apoyo de la iniciativa legislativa popular de reforma de la ley electoral en Andalucía y alguien había escrito que se cumplía un año de aquel inicio. Se me vinieron a la cabeza numerosos recuerdos del intenso trabajo y la enorme ilusión con la que afrontamos, hace solo un año, el inicio de la recogida de firmas.

Hace un año.

Recuerdo perfectamente cómo se iniciaba la cuenta atrás del plazo que se nos dio para recoger las 40.000 firmas y cómo ese reloj avanzaba sin parar, mientras pasaban los días y los palos en la rueda se sucedían. Que si hay que tener fedatarios debidamente inscritos, que si hay que imprimir los pliegos de firmas, que si hay que coordinar la campaña por toda Andalucía… y así, casi sin darnos cuenta, estábamos recogiendo firmas de ciudadanos a los que explicábamos por qué es tan importante cambiar la ley electoral en Andalucía.

Confieso a estas alturas que llegamos a preocuparnos porque parecía que nunca llegarían esas 40.000 firmas para poder llevar al Parlamento andaluz una iniciativa de la calle. Pero lo cierto y verdad es que, cuando calculábamos estar rondando las 40.000, nos plantamos con 18.000 firmas más. Toda una sorpresa que supuso el mayor premio para los incansables compañeros de UPyD que salieron a la calle a tan ardua tarea: recoger firmas en un tiempo en el que la política está tan denostada.

El premio gordo fue el de hacer historia. Llevamos al Parlamento 58.000 firmas de ciudadanos que quieren cambiar las cosas y que quisieron retratarse. Una revolución democrática en toda regla, la expresión máxima de la participación directa de la ciudadanía en la política a través de un instrumento creado, en principio, para llevar la voz de la calle al Parlamento: el escaño 110.

Pero aquello resultó una farsa, y de todos es conocido. El escaño 110 demostró ser un artilugio mediático y el Parlamento demostró ser un patio de vecinas.

Pero de no haber sido por UPyD, por los cientos de compañeros que patearon las calles y por los 58.000 valientes que dieron un paso al frente plasmando su firma en aquellos pliegos, no los habríamos puesto en evidencia.

Se puso en evidencia el escaño 110, tanto por su inutilidad, como por lo complejo de su funcionamiento. Recordemos que se votaba “someter a la consideración de la cámara el texto de la ILP”, nada más. Y aún así, PP y PSOE votaron en contra. No quisieron ni “considerar” ese texto avalado por 58.000 andaluces.

Y no sólo PP y PSOE se pusieron en evidencia (la propia Mar Moreno enmudeció en su réplica, probablemente porque no tenía mucho más que decir); también IU evidenció la pantomima, prometiendo poner en marcha una “mesa de trabajo” sobre la reforma de la ley electoral en Andalucía, “después de verano”. Seguimos esperando y esperando nos quedaremos, me temo.

Pero lo más grave que se puso en evidencia fue el desprecio de sus Señorías a lo que se les decía desde el escaño 110. Unos chateaban con el móvil, otros charlaban entre ellos, y una imbécil, desde su escaño de la bancada popular, se despidió con un “adiós, iluminado”.

Pues eso. Iluminado por decir en el Parlamento lo que nadie hasta la fecha ha dicho; por reprochar a PP, PSOE e IU que desprecien a los ciudadanos y sólo se pongan de acuerdo cuando toca subirse el sueldo. Iluminado por exigir seriedad en el ejercicio de la política, transparencia y regeneración democrática. Lo que me ilumina, sin duda, es un proyecto regenerador, un partido necesario en nuestro país y con las ideas claras, que no se pliega ni ante el terrorismo ni ante los chantajes del bipartidismo; que renuncia a dietas, privilegios y prebendas mientras el resto mira para otro lado; que quiere que la separación de poderes sea una realidad y que se castigue la corrupción, que se acaben los aforamientos y los indultos a los políticos corruptos… que tiene el valor de salir a la calle, recoger 58.000 firmas y cumplir el compromiso adquirido con la ciudadanía de llevar ese texto al Parlamento andaluz.

Publicado en Política | Etiquetado , , , , , , , | 1 comentario

Video: entrevista a Martín de la Herrán en 8 televisión (22/10/2014)

Publicado en Política | Etiquetado , , , , | 3 comentarios

Arranca la campaña “Desenchufa al corrupto”

Publicado en Política local | 3 comentarios

Gobierne Sra. Díaz, y déjese de cortinas de humo.

Supongo que cuando se acaban las ideas, se agota el discurso y la realidad sigue dando sus bofetadas, uno puede reconocer con humildad su incapacidad, o puede seguir dando bandazos, patadas “hacia delante” que rara vez acaban en algo bueno.

Eso debió pasarle a Griñán, expresidente de la Junta de Andalucía, cuando convocó aquél desdibujado “Pacto por Andalucía”, que no quedó más que en otro ejercicio de palabrería, de demagogia pura y que acabó, como todos sabemos, con su propia dimisión (acorralado por el caso ERE) y el ungimiento de Susana Díaz como presidenta.

Parece que ahora a Susana le ha pasado lo mismo. Los casos de corrupción siguen cercando a la presidenta, su matrimonio de conveniencia con IU tiene las horas contadas, y se le agotan los recursos para seguir dando esa imagen de estabilidad de gobierno tan distante de la realidad. Mientras Valderas, vicepresidente, agota sus cartuchos proponiendo la creación de otro observatorio (sí, otro observatorio alimentado por fondos públicos, y cuyo objeto es ni más ni menos que “la ética”) nuestra presidenta visita Marruecos, se reúne con el rey marroquí, y lanza su última ocurrencia: un pacto de PP, PSOE, y “el resto de los partidos parlamentarios” para regenerar la vida pública “en general”. Ahí va eso.

Aquella vez (cuando la parida la propuso Griñán), UPyD quedó excluída del pacto (algo que no entendió la opinion pública), a pesar de ser la primera fuerza extraparlamentaria en Andalucía. Demostró Griñán, en el fondo, su nula voluntad de aunar fuerzas y buscar posiciones comunes.

Esa misma voluntad que tampoco tiene Susana Díaz. No ha atendido las multiples solicitudes de reuniones cursadas por UPyD, ha ignorado nuestro paquete de medidas por el empleo, nuestro plan contra la corrupción, nuestra propuesta de reordenación municipal, … ¿Es esa su disposición al diálogo? Mal vamos.

Lo que pide ahora Susana (en uno de sus paseos por el mundo) es un pacto a nivel nacional entre su partido (PSOE, ese que sigue contando con los imputados en sus filas), el PP (ese otro partido que entiende la democracia como un rodillo e impone una reforma electoral a su medida, a las puertas de las municipales), IU (ese otro partido que ansía ser digerido por Podemos, y cuya última iniciativa en Andalucía ha sido la de crear un “Observatorio de la Ética”) y “el resto de fuerzas parlamentarias” (UPyD, CiU, PNV, ERC, CC y BNG)… ¿En serio? ¿Cree Susana que lo que no consiguió en Andalucía entre tres (PP, PSOE e IU) lo va a conseguir en el Congreso entre 9?

Pues NO. Y lo sabe perfectamente. Es sólo una nueva cortina de humo porque el único pacto que conocen es el de mantener el bipartidismo, turnarse en las instituciones, perdonarse la corrupción, repartirse el poder judicial, subirse el sueldo a hurtadillas… En definitiva, el único cambio que quieren es que no cambie nada,

Sra. Díaz, seamos serios. Gobierne Andalucía, que falta nos hace. Empiece por dejar de engañarnos; acabe con la corrupción, empezando por su propia casa; expulse a los corruptos de las Instituciones; acabe con los recortes en sanidad y educación suprimiendo la administración paralela; saque a los sindicatos del circuito de formación; colabore con los jueces; haga que sus diputados devuelvan las dietas cobradas en un mes inhábil; impulse planes de empleo reales, y audite los anteriores; deje su campaña de auto promoción y de dar paseos por el mundo… Gobierne, Sra. Díaz, gobierne de una vez.

IMG_0241.JPG

Publicado en Política | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario