Arranca la campaña “Desenchufa al corrupto”

Publicado en Política local | 3 comentarios

Gobierne Sra. Díaz, y déjese de cortinas de humo.

Supongo que cuando se acaban las ideas, se agota el discurso y la realidad sigue dando sus bofetadas, uno puede reconocer con humildad su incapacidad, o puede seguir dando bandazos, patadas “hacia delante” que rara vez acaban en algo bueno.

Eso debió pasarle a Griñán, expresidente de la Junta de Andalucía, cuando convocó aquél desdibujado “Pacto por Andalucía”, que no quedó más que en otro ejercicio de palabrería, de demagogia pura y que acabó, como todos sabemos, con su propia dimisión (acorralado por el caso ERE) y el ungimiento de Susana Díaz como presidenta.

Parece que ahora a Susana le ha pasado lo mismo. Los casos de corrupción siguen cercando a la presidenta, su matrimonio de conveniencia con IU tiene las horas contadas, y se le agotan los recursos para seguir dando esa imagen de estabilidad de gobierno tan distante de la realidad. Mientras Valderas, vicepresidente, agota sus cartuchos proponiendo la creación de otro observatorio (sí, otro observatorio alimentado por fondos públicos, y cuyo objeto es ni más ni menos que “la ética”) nuestra presidenta visita Marruecos, se reúne con el rey marroquí, y lanza su última ocurrencia: un pacto de PP, PSOE, y “el resto de los partidos parlamentarios” para regenerar la vida pública “en general”. Ahí va eso.

Aquella vez (cuando la parida la propuso Griñán), UPyD quedó excluída del pacto (algo que no entendió la opinion pública), a pesar de ser la primera fuerza extraparlamentaria en Andalucía. Demostró Griñán, en el fondo, su nula voluntad de aunar fuerzas y buscar posiciones comunes.

Esa misma voluntad que tampoco tiene Susana Díaz. No ha atendido las multiples solicitudes de reuniones cursadas por UPyD, ha ignorado nuestro paquete de medidas por el empleo, nuestro plan contra la corrupción, nuestra propuesta de reordenación municipal, … ¿Es esa su disposición al diálogo? Mal vamos.

Lo que pide ahora Susana (en uno de sus paseos por el mundo) es un pacto a nivel nacional entre su partido (PSOE, ese que sigue contando con los imputados en sus filas), el PP (ese otro partido que entiende la democracia como un rodillo e impone una reforma electoral a su medida, a las puertas de las municipales), IU (ese otro partido que ansía ser digerido por Podemos, y cuya última iniciativa en Andalucía ha sido la de crear un “Observatorio de la Ética”) y “el resto de fuerzas parlamentarias” (UPyD, CiU, PNV, ERC, CC y BNG)… ¿En serio? ¿Cree Susana que lo que no consiguió en Andalucía entre tres (PP, PSOE e IU) lo va a conseguir en el Congreso entre 9?

Pues NO. Y lo sabe perfectamente. Es sólo una nueva cortina de humo porque el único pacto que conocen es el de mantener el bipartidismo, turnarse en las instituciones, perdonarse la corrupción, repartirse el poder judicial, subirse el sueldo a hurtadillas… En definitiva, el único cambio que quieren es que no cambie nada,

Sra. Díaz, seamos serios. Gobierne Andalucía, que falta nos hace. Empiece por dejar de engañarnos; acabe con la corrupción, empezando por su propia casa; expulse a los corruptos de las Instituciones; acabe con los recortes en sanidad y educación suprimiendo la administración paralela; saque a los sindicatos del circuito de formación; colabore con los jueces; haga que sus diputados devuelvan las dietas cobradas en un mes inhábil; impulse planes de empleo reales, y audite los anteriores; deje su campaña de auto promoción y de dar paseos por el mundo… Gobierne, Sra. Díaz, gobierne de una vez.

IMG_0241.JPG

Publicado en Política | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Balance de un año de Susanismo en Andalucía

Me pedía hace un par de días un periodista que hiciese una “valoración” de este primer año de Susana Díaz al frente del gobierno andaluz, contestando a una pregunta:
-¿qué considera “lo mejor y lo peor” que ha hecho Susana Díaz en este período?
– Difícil pregunta,- le contesté. Empezaremos por lo peor…

Susana Díaz no empezó con buen pie. En pleno siglo XXI no es de recibo que la Presidencia de un gobierno como el andaluz se asigne “a dedo” por quien fue elegido en las urnas. Si no asumes el compromiso de una legislatura, no te presentes a unas elecciones; fue un desprecio de Griñán a los andaluces, motivado posiblemente por si situación procesal -hoy mismo, tan de actualidad- a raiz de su imputación en el caso de los ERE fraudulentos.

Y aún empezando con mal pie, Susana Díaz sólo ha sabido demostrar que es más de lo mismo: muchas promesas y mucha charlatanería para acabar incumpliendo, uno a uno, los compromisos adquiridos con los ciudadanos. Un vicio al que quizá estemos tristemente acostumbrados, y que explica la irrupción de fenómenos populistas y transgresores en la escena política.

Susana Díaz siempre ha presumido de ser “implacable contra la corrupción” y, sin embargo, no sólo no ha facilitado las actuaciones judiciales, sino que ni siquiera ha ordenado el cese de sus cargos implicados o salpicados por el caso ERE, el caso UGT, el caso de los fondos de formación… Hasta tal punto que, tras admitir ella misma que “han fallado los controles de los fondos de formación”, no ha sido capaz de asumir responsabilidad alguna y, por supuesto, no ha ordenado cese alguno. Aquí no ha pasado nada.

También Luciano Alonso se descolgó admitiendo que “el 70% de los fondos de formación no están justificados”. Ahí queda eso, pero todo el mundo en su asiento y a cargo de las mismas responsabilidades. En política, no basta con decir la verdad -que ya es mucho-, sino que hay que actuar y asumir las consecuencias.

Otra promesa recurrente de Susana Díaz ha sido la de acabar con el desempleo en Andalucía. A la vista de los datos, está claro que ni lo ha conseguido ni tiene pinta de que lo vaya a conseguir. Andalucía sigue a la cola de Europa, liderando las tasas de desempleo y soportando la nada despreciable cifra de 1.018.432 personas en paro. Lo verdaderamente reprochable es que las medidas puestas en marcha no han servido para nada y, además, ni siquiera se han auditado al objeto de analizar resultados, identificar los problemas y reorientar los nuevos planes. Todo “bajo secreto”, como siempre.

Tampoco ha cumplido el pacto del gobierno que ella misma lidera. De las 28 leyes recogidas en el acuerdo suscrito entre PSOE e IU, tan sólo se ha llevado adelante una, la ley de transparencia que entrará en vigor “en diferido” a mediados de 2015. Lo que nunca nos dijo Susana Díaz es que el gobierno impuso como fecha límite la de enero de 2016, por lo que, como verán, tampoco tiene tanto mérito. En el fondo, no tenía más remedio.

Los recortes en sanidad y educación también han sido una constante de este gobierno andaluz, a pesar de los continuos mensajes de que Andalucía no aplica recortes, la realidad es bien distinta: Andalucía encabeza los recortes en sanidad y educación, junto con Cataluña, en 2014.

- ¿Y lo mejor de Susana Díaz?

Ya desde un principio, prometió “abrir las ventanas del Parlamento” para escuchar a los ciudadanos y atenderlos. Pues debe ser que no oye bien o que tenía frio, porque esta formación le ha pedido por activa y por pasiva que tenga a bien recibirnos, para exponerle nuestras propuestas de empleo, nuestro plan contra la corrupción y por la transparencia, nuestro plan de reordenación municipalY la callada por respuesta.

Tampoco va a ser esto lo mejor.

Lo mejor, quizá, es lo que ha hecho para sí misma. En escasos meses -y con la ayuda de dos millones de euros de una partida presupuestaria para su “presencia institucional en los medios”- ha pasado del anonimato al estrellato mediático, paseándose por el país y forjándose un sitio dentro de su aparato de partido que le ha permitido designar al próximo candidato socialista a las generales.

Lo mejor para ella, claro.

Entretanto, desde UPyD seguiremos apretándoles las tuercas exigiendo transparencia y combatiendo la corrupción en los Tribunales. Seguiremos trabajando por acabar con la administración paralela que soporta el “chiringuito andaluz”, con las duplicidades, con el derroche… Porque seguimos convencidos de que otra forma de hacer política es posible.

IMG_0240-0.JPG

Publicado en Política | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | 1 comentario

El suicidio político (mis reflexiones sobre el hipotético pacto UPyD-C’s)

Lei ayer un tuit de Luis del Pino (@ldpsincomplejos) que decía: “En vez de presionar a PP y PSOE para que se disuelvan y dejen de hacer daño a España, algunos se dedican a presionar a UPyD para que se suicide”.

Hasta este punto ha llegado el debate en las últimas horas sobre el hipotético pacto o coalición UPyD-C’s surgido a raiz de la publicación de nuestro eurodiputado Francisco Sosa Wagner en ‘El Mundo’, en el que planteaba su opinión favorable a este respecto.

No pretendo recordar a nadie que este asunto se planteó en el Congreso de UPyD celebrado el pasado mes de noviembre, ni tampoco voy a cuestionar el derecho -¡sólo faltaba!- de nuestros compañeros a expresarse con total libertad al respecto de estas y otras cuestiones. Si de algo podemos presumir en UPyD es de tener total libertad para expresarnos, y así se viene demostrando, por ejemplo, en las redes sociales, cada vez que surge un tema de debate.

En otro tuit, ya por la tarde, me preguntaba Antonio Salvador (@ajsalvador70) si apoyaba yo ese “acercamiento con C’s”. ‘Pues no’ ha sido mi contestación, y prometí explicarla.

Puede ser que la ciudadanía perciba a ambos partidos como la alternativa constitucionalista al bipartidismo tan denostado, pero me atrevería a decir que no son muchas las coincidencias entre ambas formaciones. Ya desde dentro somos partidos muy distintos. Valga como ejemplo las muy distantes calificaciones que han obtenido ambos partidos en las evaluciones de transparencia (UPyD obtuvo una calificación de 9 sobre 10, y C’s un 3). Sin entrar en detalles, digamos que entendemos la transparencia interna de maneras muy diferentes y, por tanto, la manera en que trasladamos esta transparencia a las instituciones en las que obtenemos representación.

IMG_0225.JPG

Quizá esta distinta forma de entender y practicar la ‘transparencia’ explique por qué el portavoz de C’s (número 2 del partido) haya sido imputado por fraude fiscal, lo que motivó su renuncia al escaño que ocupaba en el Parlamento Catalán. Defraudar a Hacienda -presuntamente- 429.000 euros no es precisamente el comprotamiento ejemplar que yo sí exijo a mis compañeros en UPyD.

Pero tampoco creo que tengamos las mismas prioridades. UPyD nació para regenerar nuestra democracia y combatir la corrupción, con una visión nacional, sin complejos, y con una política transversal (y claramente progresista ya desde sus siglas).

Tamaño objetivo requiere un especial cuidado en la forma de crecer y expandirse, y aquí se encuentra -en mi opinión- otra de las grandes diferencias. La prioridad para UPyD -y se avecinan elecciones municipales- no está en obtener concejalías en cualquier lugar y a cualquier precio, sino en obtener peso institucional que nos permita llevar adelante esos cambios profundos en nuestra democracia de los que hemos hecho nuestro casus belli, y esto sólo puede hacerse con las personas adecuadas, que sean capaces de defender los intereses de los ciudadanos -capacidad- y que lo hagan con absoluta pulcritud -transparencia y honestidad-.

No creo que C’s tenga estas mismas prioridades, y ello se deduce de la forma en que han escogido crecer y expandirse como formación política. Valgan los siguientes ejemplos que, además, me tocan muy cerca:

Jerez de la Frontera, elecciones municipales de 2011. Yo mismo concurrí como candidato a la Alcaldía por UPyD y me enfrentaba, entre otros, a Antonio Conde, candidato y actual líder del partido IPJ (Iniciativa Progresista Jerezana), que será la plataforma de C’s en la ciudad. Pues bien, este partido pedía, entre otras cosas, que Jerez fuera la “novena provincia” de Andalucía por cuestiones identitarias, bla, bla, bla. ¿Les parece que ese “separatismo” ridículo e injustificable pueda casar con los planteamientos de los que presume C’s?

Pero es que, además, este partido -IPJ- que quiere ser fagocitado por C’s, ya se presentó a las municipales de 2007 de la mano de Pedro Pacheco (sí, ese ex alcalde condenado a cuatro años y medio por prevaricación y malversación), y de ahí que el Sr. Conde acabara siendo concejal tras una curiosa carambola (accedió siendo el número 7 de la lista).

Les pondré otro ejemplo, también muy cercano: El Puerto de Santa María, donde la ‘marca blanca’ de C’s se llama ‘Ciudadanos Portuenses‘ (antes ‘Independientes Portuenses’) y que es bien conocido por haber sustentado durante 12 años a un alcalde que acumula en la actualidad más de una veintena de causas judiciales derivadas del ejercicio de su cargo.

¿Cómo van a luchar contra la corrupción quienes la han practicado?

Son éstos dos ejemplos de la política expansivo-oportunista de C’s que no puedo compartir en modo alguno y que, en cualquier caso, dista mucho de la forma en que hacemos las cosas en UPyD (según unas normas que nos dimos en un congreso, de forma democrática y transparente, recuerdo).

Y, por último, ¿qué demonios ha hecho C’s en política nacional (o andaluza) para que siquiera tengamos que hablar de este ‘matrimonio de conveniencia’? ¿Y sus Estatutos? ¿Y su programa político?

Si analizamos algunas propuestas concretas también vemos que C’s peca de una cierta indefinición, a diferencia de UPyD. Por ejemplo, en cuanto al modelo de Estado, UPyD defiende un modelo de estado federal cooperativo y suprimir Diputaciones (p. ej) mientras que C’s critica el modelo del Estado autonómico actual, pero… ¿qué propone? Y así podríamos seguir, por lo que les invito a leer estas líneas de nuestro Diputado en el Congreso, Carlos Gorriarán.

En definitiva, creo que ese matrimonio acabaría mal; sería un suicidio político.

Publicado en Política | Etiquetado , , , , , , | 33 comentarios

No se nos pongan a dieta en vacaciones, Señorías.

Pasado el ecuador de este mes de agosto, espero que sus señorías, diputados del Parlamento Andaluz, estén disfrutando de su mes de vacaciones y no se nos pongan “a” dieta, ya que se nos ponen “con” dietas.

Han dejado pasar una oportunidad -otra más- para cambiar la forma en que entienden su trabajo -que debiera ser un servicio a la ciudadanía- decidiendo no renunciar a las dietas que les pagamos todos, también en el mes de agosto.

Recordemos que el mes de agosto es inhábil para los diputados de la Cámara autonómica y, salvo una situación excepcional, todos descansan en sus respectivas ciudades o destinos vacacionales.

Recordemos que nuestros Diputados, además de su sueldo (a partir de 3.200 euros más o menos) reciben en concepto de dietas por “alojamiento y manutención” otros 800 a 2.000 euros mensuales y, además, reciben los gastos de kilometraje por desplazamiento.

Recordemos que UPyD (SÓLO UPyD) denunció a primeros de mes que los Diputados andaluces siguieran percibiendo estas dietas durante el mes de agosto (inhábil, ya lo hemos dicho), invitándoles a que renunciaran a ellas. Habría sido un acierto en un momento como el actual, en el que no sólo son necesarios los gestos en atención a una ciudadanía que está sufriendo los peores recortes de nuestra historia, sino también porque estamos hablando de otros 130.000 euros de gasto público (más o menos) absolutamente prescindibles. Recórtense aquí, Señorías, y dejen de recortarnos en aquello que es esencial e imprescindible.

Las reacciones de IU y PP han sido de vergüenza -que no por ello, inesperadas-, pretendiendo justificar las injustificables dietas en que “también trabajan en agosto”. Ya.

Pero también he echado de menos las críticas de otros partidos, de los que tanto se habla pero que tan poco hacen. Nada.

Una vez más, UPyD ha demostrado ser el único partido que se preocupa por el derroche y la corrupción, y actúa. Del otro lado, los que se embolsan las dietas improcedentes (PP, PSOE e IU) y los que miran para otro lado, por si algún día les toca a ellos embolsarse las dietas en agosto.IMG_4373.JPG

Publicado en Política | Etiquetado , , , , , | 3 comentarios